Siempre hay algo que rompe el silencio y estalla en mil gritos. La mejor forma de reconciliación la encuentro dando importancia a los pequeños detalles, haciéndolos míos , creando pequeñas composiciones buscadas de aquí y allí, con algo artesanal, un corazón de pasta de sal, unas letras,un trozo de cuerda,bisutería,unas alpargatas....Cualquier material que entre en mi vida de repente, sin reflexionar.





SÍGUENOS

Únete a mi blog, te ofrezco más de 1134 entradas de trabajos propios, variados, hechos a mano y originales. Ya somos 592 seguidores con más de 815.ooo visitas desde el 6 de diciembre de 2009.

1 de julio de 2012

EL FÚTBOL


La vida va rápida, la vida cambia y mis pensamientos  evolucionan al mismo tiempo exprimiendo lo bueno en cada una de sus facetas. 
Y en estas estoy cuando en mi vida irrumpe el fútbol, siempre hasta ahora  lejano .  Antón  es el encargado  de ponerlo delante   de mis narices y con un hijo  tan insistente y  guiada por el amor de madre,  sucumbo ante el espectáculo  y comienzo a descubrir en la selección española todos los valores que quiero transmitir a mis dos hijos : trabajo en equipo, humildad, sueños por cumplir, y espíritu de superación con egos ajustados. 
Poco antes   conozco a Sorribas,  jugador del Huesca que viene a mi colegio a dar una charla . Con una imagen actualizada,  extrovertido, simpático, humilde, cercano, ofrece a los alumnos un ejemplo de vida, de esfuerzo, de estudio que   nos deja a todos  fascinados. 
Y como la vida cambia y como mis pensamientos evolucionan,  hoy nos reuniremos con amigos y familia y disfrutaremos de una jornada histórica.





4 comentarios:

  1. Nosotros hoy también nos reunimos para ver el partido, y cómo no podía ser de otra manera, cena temática spanish! Vamos España!

    ResponderEliminar
  2. Hoy seguro que dormiram felices.
    Por un momento hemos olvidado nuestras penas y nos hemos contagiado de la alegría de conseguir la tercera.

    ResponderEliminar
  3. Hoy seguro que dormiram felices.
    Por un momento hemos olvidado nuestras penas y nos hemos contagiado de la alegría de conseguir la tercera.

    ResponderEliminar